Webnode

La locomocion a través de la escala evolutiva

 

Copie y pegue en la barra de direcciónes laa siguiente direccion para ver contenido y talleres

 

http://cienciasnaturalesinsanpecla.weebly.com/la-locomocioacuten-a-traveacutes-de-la-escala-evolutiva.html

 

SISTEMA ESQUELÉTICO

El ser humano es bípedo y todo  su sistema locomotor  madura progresiva mente durante los primeros años, pero especialmente  en el primer año  y medio de vida. En los primeros meses los bebes  comienza a levantar la cabeza  para explotar visualmente su entorno, posteriormente van levantado el tronco hasta sentarse, muchos  gatean y se agarran de algo para ponerse de pie y así empezar  a dar sus propios pasos

Todos los movimientos que puede realizar  el cuerpo humano han  sido adquiridos perfeccionados  por cartílagos, huesos y articulaciones y, en general, cumple las siguientes funciones:

 

  • De protección: algunos huesos se conectan entre  sí para forma cavidades que alojan órganos (cráneo, caja  torácica) y los protegen contra fuerza externas.
  • De movimiento: los huesos se encuentra unidos mediante articulaciones que permite  el movimiento.
  • De soporte: la unión estructural de todos los huesos da forma y sostiene el cuerpo.
  • De reserva  : los huesos se constituyen como el principal de almacenamiento de sales de calcio en el cuerpo
  • Funcionamiento  hematopoyética: los huesos más largos del cuerpo produce células sanguíneas en su médula espinal.

 

2.1   CARTÍLAGOS

El cartílago es un tejido conectivo con poca vascularización, resistente a la tracción, Y a la fuerza de compresión, mientras que mantiene su elasticidad. Se compone de condroblastos, que son células que produce el cartílago; están inmersos en una matriz rica en grasa, proteínas y electrólitos; que le brinda sus condiciones visco-elásticas. El cartílago puede ser de tres tipos: hialino fibrosa  y elástico

El cartílago hialino está formado por una sustancia vidriosa que cubre superficies articulares (figura 8ª). El cartílago fibroso: es blanco con altas concentraciones de colágeno. Está presente en un disco intervebrales, la mandíbula, el pubis  y alguna inserciones de tendones (figura 8b). El cartílago elástico:es de color amarillo, contiene una malla rica en la proteína llamada elastina y está presente en cartílago de la laringe y la epiglotis, que le da el poder vibratorio  indispensable para la producción de la voz (figura 8c).

 

2.2 HUESOS

Los huesos son tejidos conectivos vivos que forman el esquema del cuerpo y constituyen la armadura que los sostiene. Tiene alto contenido mineral y está muy vascularizado, lo que les confiere propiedades de dureza, elástica, mecanismo de crecimiento característico y capacidad regenerativa propia.

Los huesos están constituidos por tres tipos de células: osteoblastos, osteositos y osteoclastos.

  • Los osteoblastos: o células progenitoras  de osteocitos, tiene abundante retículo endoplasmatico y un aparato de golfo  desarrollado. Están encargadas de formar la matriz extracelular del hueso.
  • Los osteocitos: o células óseas que conforman el tejido óseo.
  • Los osteoclastos: células polinucleadas de gran tamaño encargadas del proceso de remodelación ósea al reabsorber el tejido óseo.

 

El cuanto su composición  química del 30% y el 40% de hueso es agua y el restante 60% al 70% consiste en minerales (carbonato de calcio y fosfato de calcio) , que dan ala huesos la capacidad de resistirla compresión mientras que el reto es colágeno ,proteínas que le confiere la capacidad de resistir tensión .

 

El hueso están cubierto por el periostio que es una membrana de tejido conectivo  que cubre la superficie exterior de los huesos exceptola superficie articulares donde su  sustituido por cartílago (figura9a). La capa externa del hueso es rica en fibras de colágeno y la capa interna más profunda que es osteogénica (produce osteoblastos), alta irrigada por vasos sanguíneos y capilares inervada por ramas nerviosas. Los músculos se insertan en el periostio y no directamente en el hueso. La matriz ósea es rica en sales minerales-calcio, magnesio, fosfato, carbonato, hidroxilo, cloruro, fluoruro y citrato-, y fibras colágenas que se organiza en forma paralela o helicoidal. Este tejido según su densidad puede ser compacto o esponjoso.

 

El tejido compacto: compuesto por un sistema de unidades cilíndricas irregulares denominadas sistemas haversianos típicos osteonas     secundarias, cada  una de las cuales incluyen un canal aversiano central, que es un paquete nervioso y vascular rodeado por láminas de tejido óseo.  Entre estas laminas hay unos espacios denominados lagunas que se conectan  entre sí con el canal haversiano  central por medio de los canales de Volkmann. Tanto las lagunas como los canalículos contienen osteocitos, osteoblastos y  osteoclastos.

Tejido esponjoso, formado por unas espículas  o salientes  ósea formando canales  en los huesos porosos, los cuales reciben el nombre de trabéculas. En su interior se observa cavidades  que se encuentran llenas por medula ósea, de ahí su función de participación en proceso de formación  de células sanguíneas (hematopoyesis). Este tejido está presente principalmente en huesos planos  y en los extremos de los huesos largos (figura 9b)

 

  1. CLASIFICACIÓN DE LOS HUESOS

El esqueleto está formado por varias clases de huesos que se clasifican según su                           configuración externa e interna, forma, superficie o cavidades.

  • Según su configuración externa pueden ser largos, cortos planos e irregulares.
  • Los huesos largos constan de un cuerpo o diáfisis y de sus extremos o epífisis y es más largo que ancho .Un ejemplo de huesos largos es el fémur. Los huesos cortos son aquellos en los que no predomina una de sus dimensiones, por  ejemplo, el carpo  y e tarso los huesos  planos son aquellos en los que hay predominio de la longitud y el ancho como el temporal parental. Los huesos irregulares son huesos de forma variable como la columna vertebral
  •  
  • Según su configuración interna los guasos pueden ser compactos o esponjosos 
  • Los huesos compactos forman una capa periférica y continua. Los huesos  esponjosos , están constituidos  por una serie luminosillas  o trabe culas   que alargan la medula óseo
  • según su forma los huesos pueden ser alargado, raqueados, con cavidades o sesamoideos en los huesos  alargados es evidente  su longitud  como ocurre con la clavícula. Los  arqueados  se presenta curvados; como las costillas   . Los huesos con  cavidades neumáticas desarrollan cavidades llenas de aire; como los huesos maxilares de la cara. Los huesos sesamoideos se desarrollan en el interior de algunos tendones o ligamentos: por ejemplo el pisiforme, con forma de un guisante en la muñeca.
  • Según su superficie, los huesos prestan irregularidades como salientes o eminencias con forma variable: articulares: como la cabeza del humero y extrarticulares: irregulares destinados a inserciones musculares. Su desarrollo varía según la potencia que ejerce el musculo. Se denominan relieves, protuberancias, espinas, crestas.
  • Según sus cavidades, los huesos pueden contener concavidades articulares son depresiones esferoidales, elipsoidales que encajan en una saliente del hueso articular como la tibia. Las concavidades no articulares pueden ser de inserción, donde se fijan determinados músculos, de recepción, por donde pasan tendones, arterias y nervios o de amplificación, por donde pasan divertículos o senos que se encuentran en la cara.

 

  1. VASCULARIZACIÓN DE LOS HUESOS

Todos los huesos están perforados por orificios llamados forámenes nutricios o agujeros nutricios, por donde reciben su irrigación.

  • Según las dimensiones del foramen, se dividen en forámenes de primero, segundo y tercer orden.

 

Forámenes de primer orden: se encuentran en la diáfisis de los huesos largos, por ellos transitan los vasos principales del hueso que se dirigen al canal medular donde terminan. Forámenes de tercer orden: se encuentran en la epífisis de los huesos largos y los ángulos de los huesos planos. Forámenes de tercer orden: son los más pequeños.

        La forma y detalles de estructura de los forámenes dependen de factores                        genéticos, metabólicos y mecánicos. Los factores metabólicos como la disponibilidad de calcio, fósforo, vitaminas A, D y C, la secreción de la glándula hipófisis, tiroides, paratiroides, suprarrenal y gónadas ejercer efectos esenciales en el crecimiento óseo.   

  1. FORMACIÓN ÓSEA

El proceso mediante el cual se forma el hueso se denomina osificación. Este proceso se inicia a partir de centros de osificación que aparecen en edad embrionaria, más o menos a la séptima semana de gestación y se desarrollan después del nacimiento, hasta alcanzar su pico máximo en la adolescencia. Existen huesos que se osifican a partir de un solo centro, por ejemplo los huesos del carpo y de tarso, los huesos del oído y huesos nasales. Pero la mayoría de los huesos se osifican a partir de focos distintos que pueden ser, unos primarios y ortos secundarios. La osificación ocurre a partir de un tejido conectivo preexistente y puede ser intramembranosa o endocondral.

  • En la osificación intramembranosa o directa: el hueso se forma a partir de un tejido primitivo. En el hueso existente focos de osificación a partir de los cuales se transforma el osteoblasto en osteocito y se deposita y se deposita en un matriz colágena carente de minerales denominada osteoide, la cual con el tiempo se mineraliza. Es así como se forman trabéculas irregulares que van aumentando de tamaño por depósito de nuevo tejido óseo en sus superficies. Este proceso es propio de huesos planos y del cráneo como la mandíbula.
  • La osificación endocondral o indirecta: se forma a partir de un modelo cartilaginoso. Casi todos los huesos del cuerpo se forman a partir de estructuras cartilaginosas en las que la osificación se extiende desde el centro hasta los márgenes. Es propia de los huesos de la columna vertebral, la pelvis, las extremidades, la cara y la base del cráneo. Los cartílagos son remplazados por tejido óseo a partir de centros de osificación primaria y secundaria, donde los condrocitos crecen altamente y la matriz se clasifica por depósito de fosfato de calcio, lo cual lleva a la muerte de los condrocitos. Estos, al morir, dejan en la matriz espacios que son invadidos por vasos sanguíneos que traen consigo células osteogénicas, las cuales se diferencian en osteoblastos y comienzan la producción de hueso. El cartílago calcificado se reabsorbe y es remplazado por tejido óseo propiamente dicho en forma de osteonas o canales de Havers. 

 

  1.  EL SISTEMA ESQUELÉTICO Y LA POSICIÓN CORPORAL

La posición o postura corporal de una persona depende de aspectos fisiológicos y biomecánicos. Para describir el movimiento corporal, se deben tener en cuenta los diferentes planos y ejes que se ubican respecto a la posición anatómica. Por plano entendemos espacio llano o liso y por eje entendemos una línea recta que pasa por el centro del cuerpo y alrededor del cual se supone que este gira. El cuerpo humano puede describirse según los siguientes planos:

  • Plano sagital: divide al cuerpo en dos regiones, derecha e izquierda, lo atraviesa un eje transverso y sobre él se dan los movimientos de flexión y extensión.
  • Plano coronal: divide el cuerpo en anterior y posterior, lo atraviesa un eje sagital y sobre él se dan los movimientos de abducción y aducción.
  • Plano transverso: divide al cuerpo en superior e inferior, lo atraviesa un eje vertical sobre el que se dan los movimientos de rotación interna y externa.

        El esqueleto se divide en axial y apendicular. El esqueleto axial hace referencia al eje sobre el cual se circunscriben las restantes estructuras y el apendicular hace referencia a las dependencias o apéndices originadas a partir de este eje central que incluye la cintura pélvica y escapular con sus respectivas prolongaciones: brazos y piernas. Incluye 206 huesos.

  1. EL ESQUELETO AXIAL

      El esqueleto axial está compuesto por la columna vertebral, el cráneo y la cara.

  • la columna vertebral

La columna vertebral está conformada por 33 vértebras dividida en 5 sectores correspondientes a la región cervical o del cuello, la región torácica o dorsal, la región lumbar o de la cintura, la región sacra en la parte baja de la espalda y el coxis parte final de la columna conocida como el “hueso de la risa”. La columna vertebral posee unas curvas fisiológicas que se observan lateralmente: la curva cervical, lumbar, torácica y sacra.

 

La vertebra típica está constituida por el cuerpo vertebral, como una parte estrecha a cada lado denominada pedículo y una parte más ancha llamada lámina.

Del arco sobresalen las apófisis.

 

  • Huesos del cráneo

El cráneo está formado por 8 huesos, 4 son impares. Son huesos planos tapizados por un periostio delgado y por dentro, por la duramadre que es la membrana exterior o meninge que protege el encéfalo.

 

Esta es la ubicación de los huesos del cráneo:

 

  • Frontal: ocupa la parte más anterior del cráneo.
  • Parietal: situado por detrás del frontal, encima del temporal, delante del occipital.
  • Occipital: hueso único, mediano y simétrico corresponde a la parte posterior del cráneo.
  • Temporal: hueso par situado en la parte lateral media e inferior del cráneo.
  • Esfenoides: hueso impar mediano y simétrico situado como una cuña en la base del cráneo. Alberga la silla turca donde se encuentra la glándula hipófisis.
  • Etmoides: contribuye a la información de las cavidades orbitarias y nasales.

 

  • Huesos de la cara

 

El macizo óseo de la cara está ubicado en la parte anterior de la cabeza dividida en 2 porciones llamadas macizo facial y la mandíbula.

 

  • Maxilar superior: allí se insertan los dientes superiores.
  • Malares o cigomáticos: conforman los pómulos y parte de la cavidad orbicular.
  • Nasales: conforman el puente de la nariz.
  • Lacrimales o unguis: ubicados en el lado interior de la cavidad orbicular del ojo.
  • Vómer: hueso impar que conforma el tabique nasal dividiendo la cavidad en fosa nasal derecha y fosa nasal izquierda.
  • Palatino: hueso par que conforma el paladar.
  • Maxilar inferior o mandíbula: allí se insertan los dientes de la región inferior de la cara.
  • Cornete superior, medio e inferior: son huesos pares que conforman la cara lateral de cada fosa nasal, son de conformación esponjosa.

 

2.2.6 ESQUELETO APENDICULAR

                A él corresponden los huesos que conforman la cintura escapular y pélvica con sus prolongaciones. Estas incluyen huesos que conforman las extremidades superiores y las extremidades inferiores, los huesos sesamoideos y huesos del oído.

2.2.6.1 LA REGIÓN TORÁCICA

                La región torácica está formado por la cintura escapular (que la constituyen los huesos clavícula y esternón). Las costillas y los nombres superiores.

  • El esternón con sus partes visibles el manubrio, el cuerpo y la apófisis xifoides. El cuerpo del esternón se articula a las costillas a través de cartílagos costales.
  • La clavícula: huesos ubicados en la parte superior de la reja costal.
  • Las costillas: son huesos largos, arqueados y planos que se articulan a la vértebra dorsal correspondiente y, por delante, al esternón por medio del cartílago costal. Las costillas son 12 pares: siete llamadas verdaderas que se articulan directamente al esternón, tres costillas falsas que se articulan a la costilla de encima, por medio de cartílagos, y dos costillas flotantes que no se articula al esternón ni a las otras costillas.

 

  • Huesos de las extremidades superiores

Las extremidades superiores están compuestas por la cintura escapular- omoplato y clavícula- los huesos del brazo y antebrazo- húmero, radio, cúbito- y los huesos de la mano- carpo, metacarpo y falanges de los dedos- así:

  • Omoplato o escápula: huesos planos, triangulares y grandes ubicados en cara posterolateral del tórax que cubre aproximadamente de la 2ª a la 7ª costilla.
  • Clavícula: huesos curvos pequeños que se localizan en la parte inferior del pecho.
  • Húmero: hueso largo y voluminoso que conforma el brazo.
  • Cúbito: hueso interno del antebrazo.
  • Radio: hueso lateral del antebrazo ubicado hacia el lado del pulgar. Su superficie cuenta con la cabeza, la tuberosidad radial, el cuerpo del radio y la apófisis estiloides.
  • Carpo: huesos pequeños dispuestos en 2 hileras de 4 huesos cada una. En la primera hilera están el trapecio, trapezoide, hueso grande y hueso ganchoso. En la segunda escafoides, semilunar, piramidal y pisiforme.
  • Metacarpiano: son 5 huesos largos pequeños que se enumeran del lado externo al interno en I, II, III, IV y V; contienen cabezas proximal y distal y cuerpos.
  • Falanges: existen 14 falanges en cada mano, tres en cada dedo- falange proximal, media, y distal- excepto en el pulgar donde solo existen 2.

 

 

  • Huesos de las extremidades inferiores

       Las extremidades inferiores están compuestas por:

  • Cintura pélvica: conformada por el hueso iliaco que se forma por la fusión de los huesos ilion, isquion y pubis. En una persona joven estos huesos están unidos por cartílago, pero en los adultos están osificados.
  • Fémur: es el hueso más largo y robusto del cuerpo.
  • Rótula: hueso de tipo sesamoideo localizado en la parte anterior de la pierna.
  • Tibia: hueso largo y robusto que se articula con el fémur.
  • Peroné: hueso lateral de la pierna, más débil que la tibia.
  • Huesos del tarso: son 7 huesos que constituyen la mitad posterior del pie: calcáneo, astrágalo, escafoides, cuboides y 3 cuneiformes o cuñas.
  • Huesos metatarsianos: son 5 huesos cortos que poseen cabeza y cuerpo.
  • Falanges: al igual que la mano contemplan la misma disposición, 3 divisiones en todos los dedos excepto el dedo gordo donde solo existen 2 divisiones.

 

2.3  LAS ARTICULACIONES

Las articulaciones son los puntos de unión entre 2 o más huesos. Su función es permitir el movimiento del sistema locomotor y ayudar amortiguar las fuerzas que inciden en el cuerpo al movernos. Etimológicamente artro significa juntura y logia, estudio. Se clasifican desde el punto de vista estructural, morfológico y funcional.

2.3.1 CLASIFICACIÓN ESTRUCTURAL

          Esta clasificación se hace en base con la presencia o ausencia de una cavidad o cápsula sinovial- rellena de líquido- y el tipo de tejido conectivo que une a los huesos. Pueden ser: fibrosas, cartilaginosas o sinoviales.

  • Fibrosas: sin cavidad sinovial, se unen por cierta cantidad de tejido conectivo fibroso o ligamentos. Pueden ser de 3 tipos: suturas- como la de los huesos del cráneo- sindesmosis- con algo de tejido fibroso o ligamentos. Pueden ser de 3 tipos suturas tejido fibroso, como la articulación del peroné-, gonfosis- unida con un ligamento, por ejemplo las que unen las raíces de los dientes. No ofrecen movimiento.
  • Cartilaginosas: sin cavidad sinovial, se unen por cartílago. Pueden ser de tipo sincondrosis –articulaciones unidas por cartílago hialino, como las placas intervertebrales, sínfisis- con extremos óseos recubiertos por cartílago hialino y un disco de fibrocartílago, como en la sínfisis púbica-. Estas tienen poco movimiento.
  • Sinoviales: tienen cavidad sinovial, están recubiertas con cartílago hialino. La articulación de la rodilla, el codo y la cadera son ejemplos de ella. Ofrecen gran versatilidad en sus movimientos.

 

2.3.2 CLASIFICACIÓN FUNCIONAL

        Según su función de movilidad las articulaciones pueden ser: inmóviles, semimóviles y móviles.

  • Inmóviles o sinartrosis: los huesos se encajan íntimamente y se mantiene unidos por un tejido fibroso; aunque la mayoría son fijas, algunas poseen movimientos muy leves. Ejemplo de ellas son las articulaciones del cráneo.
  • Semimóviles o anfiartrosis: cuando los huesos se mantienen unidos por un cartílago hialino. por ejemplo, la 1ª    costilla y el esternón.
  • Móviles o diartrosis: son capaces de desempeñar diversas funciones mecánicas, como transmitir las cargas de hueso a otro, asegurar la estabilidad dependiendo de las características del movimiento y lubricar las superficies articulares, como las de la cadera y el hombro.

 

2.3.3 CLASIFICACIÓN ANATÓMICA

       Las articulaciones sinoviales tienen formas diversas de acuerdo con su función:

  • Plana: superficies articulares rectas. Por ejemplo, las articulaciones vertebrocostales, intercarpianas, esternoclavicular.
  •  En bisagra: superficie cóncava que encaja con superficie convexa. Por ejemplo, rodilla, codo, tobillo, e interfalángicas.
  • En pivote o trocoide: superficie redondeada que articula sobre un anillo formado por hueso y ligamento, por ejemplo la articulación radiocubital.
  • Elipsoide o condilea: superficie oval que encaja en una depresión oval. Por ejemplo, la articulación de muñeca, metacarpofalángicas.
  • En silla de montar o sellar: superficie en forma de silla. Por ejemplo la articulación trapeciometacarpiana.
  • Esforoidea o enartrosis: superficie esférica que encaja en una depresión en forma de copa. Por ejemplo, la cadera y el hombro.
  •  

 

De clic en el enlace para jugar y repasar el nombre de los huesos

http://www.dibujosparapintar.com/juegos_ed_nat_partes_esqueleto.html

 

Nota:  Estudien estos huesos para la evaluación

 

 

Enlace del taller PDF

instemainbiologia.files.wordpress.com/2011/06/actividades-de-ampliacic3b3n-y-refuerzo-sistema-muscular-humano2.pdf

3. SISTEMA MUSCULAR HUMANO.

El ser humano tiene más de 600 músculos que actúan en coordinación con el sistema nervioso cuando respiramos, comemos, sonreímos, hablamos, escuchamos, observamos, tocamos o caminamos. La miología es la parte de la anatomía que estudia los músculos, formaciones anatómicas que gozan de la propiedad de contraerse, es decir, de disminuir su longitud bajo el influjo de la excitación.

El sistema muscular, junto a los huesos y las articulaciones es responsable de la locomoción; también contribuye en el transporte sanguíneo a través de la contracción de los músculos esqueléticos y del movimiento peristáltico de las vísceras, moviliza los nutrientes a las diferentes partes del cuerpo; así mismo, facilita la evacuación de los desechos a través de los músculos de los esfínteres anal y vesical

3.1 Propiedades del tejido muscular.

Para cumplir sus funciones, el sistema muscular tiene las siguientes propiedades:

§  Contractibilidad: capacidad del tejido muscular de contraerse enérgicamente tras ser estimulado por un potencial de acción para generar tensión en el músculo.

§  Excitabilidad: capacidad del músculo de responder a diferentes tipos de estímulos.

§  Elasticidad: capacidad de volver a su longitud y forma original una vez se ha contraído o estirado.

§  Tonicidad: estado de contracción permanente que permite al músculo responder de manera automática ante un estímulo

para mantener una posición o producir un movimiento.

§  Extensibilidad: capacidad que tiene el músculo de estirarse.

 3.2 Clasificación de los músculos.

§  Los músculos se clasifican, por su localización y funcion, en lisos, estriados y cardiacos.

Los lisos o viscerales están situados en órganos internos, vasos sanguíneos, ojo y oído. Los estriados o esqueléticos  son músculos que sirven para el movimiento y el mantenimiento de la postura. Los cardiacos son músculos presentes en el corazón.

§  Según su forma de activación se clasifican en voluntarios e involuntarios. Los voluntarios son aquellos en los que su activación depende de la voluntad y los comandos son enviados desde el sistema nervioso central. A estos pertenece el músculo esquelético. Los  involuntarios son aquellos que son activados por el sistema nervioso autónomo; a este pertenece el músculo liso y cardiaco.

3.3 Denominación de los músculos.

Los músculos reciben su nombre de acuerdo con la acción  que cumplen, forma, la orientación de las fibras y su función, así:

§  Según la acción que cumplen: se llama flexores  a los que recogen los músculos; extensores a los que extienden el músculo; abductores  a los que realizan el acercamiento al plano de referencia;  rotadores  a los que hacen la rotación y fijadores o estabilizadores  a los que mantienen un segmento en une posición.

§  Según su forma: pueden ser largos cuando predomina la longitud sobre el ancho y el espesor,  anchos  cuando predomina el largo y el ancho sobre el espesor y cortos  de dimensiones aproximadamente iguales; los anulares  son en forma de anillo.

§  Según la orientación de las fibras: se denominan longitudinales o peniformes. Son  longitudinales o fusiformes  si la fibras se organizan en forma paralela a lo largo del músculo y su acción es rápida o de velocidad. Son  periformes  si tienen forma de empeine con fibras oblicuas y superficiales, diseñado para generar fuerza. A su vez, pueden ser unipenados, fibras musculares que se encuentran organizadas en medio de los tendones, y  multipenados, fibras musculares que convergen en varios tendones.

§  Según su función: los músculos se llaman agonistas cuando cumplen la funcion principal, antagonistas cuando cumplen la acción contraria al agonista, sinergistas cuando ayudan con la función del agonistas, estabilizadores cuando fijan la articulación para que el agonista pueda realizar la acción.

3.4 Estructura del tejido muscular.

En un músculo encontramos el endomisio –tejido conectivo que rodea las células musculares-, el permisillo –cubierta que rodea a conjuntos de fibras musculares o fascículos- y el epimisio –cubierta que rodea todo el músculo.

El tejido muscular esquelético está formado por fibras musculares  que son células alargadas, multinucleadas, cuya disposición varia de un músculo a otro. Su membrana celular se denomina sarcoplasma, en su interior existen finas fibras denominadas  miofibrillas y estas a su vez están constituidas por  miofilamentos. Las miofibrillas se dividen en unidades que se repiten a nivel longitudinal denominados sarcómeros,  que constituyen la unidad funcional del músculo. Cada sarcómero está limitado en sus extremos por unas regiones denominadas discos Z o líneas Z. Desde las líneas Z los miofilamentos gruesos se intercalan con miofilamentos delgados produciendo la aparición de banda gruesa denominada banda A, y una banda delgada denominada banda I. En el centro de la banda A existe una zona más clara denominada banda H que es la zona donde se superponen los filamentos al producirse la contracción muscular. Los miofilamentos finos están compuestos de una proteína denominada actina; los miofilamentos gruesos están compuestos por otra proteína denominada  miosina.  La fibra muscular esquelética contiene abundantes mitocondrias que proporcionan la energía requerida para la contracción muscular en forma de ATP.

3.5 Contracción muscular.

Las fibras musculares son excitables y reciben mensajes a través de fibras nerviosas motoras que generan potenciales de acción que se propagan por el sarcolema y se traducen en una respuesta denominada contracción muscular. La contracción del músculo corresponde un cambio de forma, seguido de una serie de reacciones químicas donde se absorben ciertos elementos necesarios y se eliminan los productos de desecho.

El retículo sarcoplásmico libera iones de calcio hacia las miofibrillas, y se une a la troponina que hace que la tropomiosina gire y deje libres espacios para unirse a la actina. La contracción se produce cuando los filamentos de miosina se deslizan sobre los de actina –esto ocurre mientras existan iones de calcio, en ausencia de ellos dejan de interactuar  las miofibrillas y cesa la contracción-. Este proceso requiere energía proveniente de la degradación de ATP que produce el encurvamiento de la miosina. 

Al contraer el músculo se consideran tres variables: la fuerza el tiempo y la longitud; originando dos tipos de contracción isométrica e isotónica:

§  Contracción isométrica: ocurre cuando la longitud permanece constante, no se produce acortamiento pero si se incrementa la tensión o fuerza.

§  Contracción isotónica: ocurre cuando la tensión permanece constante pero existe una modificación en la longitud del músculo; esta a su vez, puede ser de tipo concéntrico, cuando los extremos del músculo se acercan y excéntrica, cuando los extremos se separan.

Los músculos también se clasifican por su visión macroscópica en rojos y blancos. Los músculos rojos son de contracción lenta debido a su alto contenido de mioglobina, que suministra alta concentración de oxígeno para realizar esfuerzos mantenidos. Su actividad metabólica es de tipo aeróbico, es decir, en ausencia de oxígeno. Las fibras musculares acorde con la forma de contracción se dividen en fibras musculares tónicas cuyo impulso se propaga lentamente y fibras musculares fásicas cuyo impulso se propaga rápidamente.

3.6 Músculo cardiaco.

El músculo cardiaco tiene una estructura similar a la del músculo esquelético. Sus fibras son más cortas que las esqueléticas, son unicleadas y con una mayor concentración de mitocondrias que las esqueléticas. Las miofibrillas se presentan igual con bandas estriadas, pero no tan regulares como en el músculo esquelético. Sus retículos sarcoplásmicos son menos desarrollados. Las fibras cardiacas se presentan como una red con ciertas regiones especializadas denominadas discos intercalares que coinciden con la zona Z de cada célula. Las uniones dadas entre las fibras se dan gracias a uniones gap que permiten una comunicación eléctrica entre ellas. Sin embargo, es eléctricamente aislada y cuando genera un potencial de acción, no excita a sus células vecinas. Su impulso nervioso es regulado por el sistema nervioso autónomo. Existe un nodo sinusal que regula actividad del corazón denominado marcapaso del corazón.

El latido cardiaco se produce gracias a un sistema especializado de conducción formado por células que producen fibras cardiacas como el nodo auriculoventricular, el haz de His y las fibras de Purkinje, que generan potenciales de acción que se propagan gracias a uniones de gap de una célula a otra.

3.7 Músculo liso.

El músculo liso no presenta una organización visible; forma parte de órganos huecos como intestinos, vasos sanguíneos, vejiga, vías respiratorias y útero. Sus células son fusiformes de menor tamaño con un único núcleo central; la membrana posee bahías llamadas caveolas que aumentan el área de superficie y el retículo sarcoplásmico es menos desarrollado.  Este tipo de músculo también posee fibras de miosina y actina, con presencia además de filamentos intermedios. Las fibras de la zona Z carecen de troponina. Su disposición de fibras es oblicua. La contracción se da como respuesta a estímulos provenientes de hormonas circulantes o cambios de temperatura.

3.8 Distribución de los músculos en el cuerpo humano.

Los músculos del cuerpo humano se identifican según donde están: cabeza, cara y cuello, tronco, columna vertebral, cintura escapular y pélvica, miembros superiores e inferiores.

§  Músculos de cabeza y cuello.

En la cabeza se encuentran los músculos mímicos y los masticadores. En el cuello, los encargados del movimiento de la cabeza. Los músculos de la cara son los responsables de la mímica facial y del proceso de masticación. Entre ellos están el frontal, el músculo orbicular de los ojos, el superciliar y el nasal; encargados del movimiento de la parte superior de la cara. El orbicular de los labios, el risorio, el buccinador, el cigomático mayor y menor, el platisma, el cuadrado de la barba, el depresor del labio inferior, el levador del labio superior y el canino, encargados del movimiento de la parte inferior de la cara. Los músculos de la masticación incluyen el masetero y los supra hioides e infrahioideos encargados del movimiento del hueso hioides necesarios para la deglución y los movimientos del cuello.

 

Músculo

Origen

Inserción

Acción

 

Occipito-fontal

 

Aponeurosis epicraneal

Se fusiona con el piramidal

de la nariz, superciliar y

orbicular de los parpados

Eleva cejas, formando arrugas trasversas en la frente. Mueve cuero cabelludo atrás y adelante.

 

Superciliar

 

Extremo interno del arco superciliar

Cara profunda de la piel por arriba de la parte media del arco orbitario

Fruncir el entrecejo, llevando ceja hacia adentro y abajo, arrugas verticales de la frente.

Piramidal de la nariz

Aponeurosis del hueso nasal

Piel del entrecejo.

Arrugas transversales sobre el puente de la nariz.

 

Nasal

 

Fosa del ala nasal

Se fusiona con el músculo del lado opuesto y con la piel de la punta de la nariz

Dilatación y compresión del ala nasal

Dilatador del ala nasal

Fosita mirtiforme del maxilar

Subtabique y parte posterior del ala nasal

Ayuda en la dilatación ala nasal

Orbicular de los parpados

Fosa orbitaria del frontal

Fibras, elípticas, ubicadas alrededor del ojo

Cierre de parpados

Orbicular de los labios

Piel de los labios, maxilar y músculo de la región malar

Se forma con fibras del bucinador, el canino, y el triangular de los labios

 

Frunce los labios

Cigomáticomenor, elevador del labio superior

 

Hueso malar

 

Al labio superior

 

Proyecta hacia delante el labio superior

 

Canino

Fosa canina por debajo de agujero infraorbitario

 

A la comisura labial

Eleva borde superior del labio de un lado sin elevar comisura labial

Cigomático mayor

 

Hueso malar

 

A la comisura labial

Lleva comisuras labiales hacia arriba y afuera (sonrisa)

Risorio

Aponeurosis que cubre el masetero

Piel de la comisura labial

Junta los labios y retrae la comisura

Buccinador

Del borde alveolar de los maxilares superior e inferior

Se mezcla con las fibras profundas se los labios

Junta los labios y comprime mejillas (soplar) contra los dientes

Triangular de los labios

Línea oblicua externa del maxilar inferior

Comisura bucal

Retrae la comisura hacia abajo

Cuadrado de la barba

Línea oblicua externa del maxilar

A la piel del labio inferior

Proyecta hacia abajo y afuera el labio inferior (pucheros)

 

Borla be la barba

 

Depresión del incisivo

en el maxilar inferior 

 

Piel de la barbilla

Proyecta el labio inferior a delante y arruga la piel de la barbilla. Eleva la punta de la barbilla 

Cutáneo del cuello-platisma

Aponeurosis que cubre músculos pectoral mayor y deltoides

 

A la comisura labial

 

Retrae la comisura labial hacia abajo

 

Temporal

Fosa temporal, aponeurosis temporal

A la apófisis coronoides del maxilar inferior, rama ascendente del maxilar inferior

Eleva la mandíbula, cerrando la boca y aproximando los dientes.

Masetero

De la apófisis zigomática y arco zigomática 

A la rama ascendente del maxilar inferior y apófisis coronoides

Eleva mandíbula para apretar los dientes fuertemente durante la masticación  

 

§  Músculos del tronco.

 

Son los responsables de la estabilidad del tronco y de ayudar a mecanismos de la respiración, potencializando la acción del principal músculo respiratorio: el diafragma, que actúa conjuntamente con otros músculos como los intercostales externos, los intercostales internos. Otros músculos presentes en el tronco se localizan en la región del periné donde están los músculos esfínteres del ano y la vejiga.

§  Músculos de la columna vertebral.

Responsables en conjunto del movimiento de la columna en todos sus segmentos.

Músculo

Origen

Inserción

Acción 

Esternocleidomastoideo

Esternón y clavícula

Apófisis mastoides

Flexión cuello

 

Largo del cuello

 

Vértebras cervicales

A la apófisis transversas cervicales y primeras tres vértebras torácicas

 

Flexión cuello

Lateral de la cabeza

Segunda vértebra cervical

Apófisis yugular del hueso occipital

Flexión lateral de la cabeza

Escalenos

Vértebras cervicales

 Primera y segunda costilla

Flexión cabeza y músculo inspiratorio

Complejo mayor

Vértebras cervicales y torácicas

Entre línea curva occipital superior e inferior

División dorsal primaria.C4-C8

Esplenio de la cabeza y cuello

Vértebras cervicales y torácicas

Apófisis mastoides y apófisis transversas de las tres primeras vértebras cervicales

 

Extensión cuello.

 

Iliocostal  

De la cuarta vértebra  cervical a las torácicas

Apófisis transversas de la C4 a C6

Extensión cuello

Complejo menor

Vértebras torácicas y cervicales

Borde posterior de apófisis mastoides

Extensión  cuello

Recto mayor del abdomen

Cresta del pubis. Ligamentos que cubren el frente de la sínfisis púbica.

 

Cartílagos de 5a,6a, 7acostillas

 

Flexión del tronco.

Oblicuo mayor

Bordes inferiores de las ultimas 8 costillas

 

A la cresta iliaca

 

Rotación del tronco

 

Oblicuo menor

Del arco crural y la cresta iliaca

De la cresta púbica y cartílagos costales

Rotación del tronco

Dorsal largo torácico

Apófisis transversas lumbares y aponeurosis dorso lumbar

 

Apófisis transversas torácicas y ultimas costillas

 

Extensión del tronco

Cuadro lumbar

Ligamento iliolumbar y cresta iliaca 

De la última costilla y apófisis transversas de las vértebras lumbares

Extensión del tronco y elevación de la pelvis.

Rotadores

 

Apófisis transversa

Apófisis espinosa de vértebra superior desde cervical hasta lumbar

 

Rotadores de tronco

 

§  Músculos de la cintura escapular y miembros superiores.

La cintura escapular está formada por los músculos que forman el hombro. Estos incluyen el serrato anterior, el subclavio, el pectoral menor y el tromboides.

Dentro de los músculos que mueven el brazo están el pectoral mayor, el dorsal ancho, deltoides, subescapular, supraespinoso, infraespinoso, redondo mayor y menor y coracobraquial. A nivel de codo, el encontramos el bíceps braquial, el braquial anterior, los supinadores, el tríceps, el anconeo, los pronadores y por último, músculos extrínsecos a la mano que incluyen flexores de muñecas y dedos, extensores de muñeca y dedos, y músculos intrínsecos de mano que incluyen interóseos, lumbricales, oponentes, aductores y abductores. 

Músculo

Origen

Inserción

Irrigación

Acción

 

Trapecio

Occipital, ligamento nucal

Externo de la clavícula, acromion y espina escapular.

Arteria cervical transversa

Elevación, retracción y rotación escapular

 

Dorsal ancho

Fascia toracolumbar, cresta iliaca y ultimas 3 o 4 costillas 

 

Húmero

 

Arteria toracodorsal

Extensión, aducción y rotación in terna del hombro

Romboides

Vértebras cervicales y torácicas 

Borde interno de la escapula

Arteria dorsal escapular

Retracción escapular

 

Pectoral mayor 

Clavícula, esternón, cartílagos costales de las 6 primeras costillas

 

Húmero

Rama pectoral del tronco toracoacromial

Aducción y rotación interna hombro

Serrato mayor

Bordes costales

Escapula

 

Protrusión escapular, miembros superiores

 

 

Deltoides

 

Borde externo de la clavícula, acromion y espina escapular

 

 

Húmero

 

Porción deltoidea de la arteria toracoacromial  

Porción anterior: flexión y rotación interna del hombro. Porción media: abductor de hombro.

Manguito rotador supra

e infraespinoso

Fosa supraescapular, infraescapular y borde escapular  

 

Troquiter

Arteria supraescapular y subescapular

 

Rotación externa de hombro

Subescapular

Fosa subescapular

Troquin

Arteria subescapular

Rotación interna, aducción

Redondo mayor

Ángulo inferior escapular

Corredera bicipital

Arteria subescapular y circunfleja escapular

Aducción y rotación  interna hombro

Bíceps braquial 

Apófisis coracoides y del tubérculo supraglenoide de la escapula

 

Tuberosidad bicipital del radio

 

Ramas musculares de la arteria braquial

Supinación de antebrazo y flexión codo

Tríceps

Tubérculo glenoideos de la escapula y cara posterior del húmero 

 

Olecranon

Ramas profundas de la arteria braquial

Extensión de codo, porción larga abducción del hombro

Supinador largo

Epicóndilo lateral del húmero 

Superficie proximal del radio

Arteria recurrente interósea

Supinación

 

 

§  Músculos de la cintura pélvica y miembros inferiores.

Incluyen el psoas mayor, el iliaco, el glúteo mayor, menor y medio, tensor de la fascialata, sartorio, aductores de cadera. A nivel de rodilla están los isquiotibiales (bíceps femoral, semitendinoso y semimembranoso), el cuádriceps; en el tobillo están los gastronemios, soleo, tibial anterior y posterior, peroneros, flexores y extensores de dedos.

 

Musculo

Origen

Inervación

Irrigación

Acción

Psoasilíaco

Fosa iliaca y cresta

Iliaca

Trocánter menor

Arteria iliaca

interna

Flexión tronco y cadera

Sartorio

Espina iliaca antero

superior

Diáfisis tibial

Arteria femoral

Flexión y rotación externa de cadera

 

 

Glúteo máximo

Línea glútea, cresta  iliaca posterosuperior,

Sacro y coxis y ligamento sacrociático mayor

Banda iliotibial y cresta glútea en la superficie posterior femoral

 

Arterias glúteas

 

Extensor de cadera

Glúteo medio

Cara dorsal del ilion

Trocánter mayor

Arteria glútea superior

Abducción cadera, ayuda a rotación

Tensor de la

 fascialata

Espina iliaca antero superior, cresta iliaca y fascia lata

Tuberosidad externa de la tibia

Arteria circunfleja femoral externa y glútea superior

Flexión abducción y rotación interna de cadera

Aductores de

cadera

Pubis y sínfisis púbica

La línea áspera y tubérculo aductor

Arterias obturadora y circunfleja interna femoral

Aductores de cadera

Glúteo

menor

Líneas glúteas inferior y anterior

Trocánter mayor

Arteria glútea superior

Abducción y rotación interna de cadera

Pelvitrocantéri-

cos

Membrana obturadora, agujero obturador 

Trocánter mayor

Arterias obturadoras y circunfleja interna femoral

Rotación externa y ayuda en aducción de cadera

Semitendinoso

Tuberosidad isquiática

Cabeza tibial interna

Arteria femoral

Extensión de cadera y flex de rodilla

Semimembra-

noso

Tuberosidad isquiática

Cóndilo interno tibial

Arteria femoral

Extensión de cadera y flex de rodilla

Bíceps

femoral

Tuberosidad isquiática, la línea áspera

Cabeza peroné, ligamento colateral externo y cóndilo tibial externo

Arteria femoral, glútea inferior y poplítea

Flexión de rodilla y rotación externa de la tibia mientras la cadera este en extensión

 

 

Nota: estudiar estos músculos para la evaluación

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

   

 

 

 

 

             

 

 

 

   

 

 

 

 


Webnode